3er día: sin comentarios

Pues lo dicho: ¡sin comentarios!

Todo sigue igual que ayer sólo que han pasado 24h más y como si nada.

Así no vamos bien…

Anuncios

Segundo “día horribilis” o como dormirse en el intento

Pues el título de esta entrada lo deja bien claro: el segundo día de mi “reto antiprocrastinaciónha sido horrible!.

No simplemente no he podido acabar lo que tenía previsto hacer y entregar con el retraso acumulado de 4 días ya; si no que me quedé dormido por la noche después de cenar, con la idea de -“una cabezadita y me pongo a trabajar”. Pero esa cabezadita ha durado toda la noche.

Sé que las noches son para descansar y reponer energías, darle un respiro al cuerpo y la mente para que se recuperen y recarguen las baterías para el día siguiente. Pero para mi (y sé que para algunos de mis compañeros) las noches son las mejores horas para trabajar, ya que está todo en silencio, no hay llamadas de teléfono que te interrumpan, las distracciones externas se anulan y te puedes sumergir en tu mundo de poli-líneas, cotas, números, cifras y cálculos escuchando tu música favorita con los auriculares.

Quien no ha visto este vídeo buenísimo de Muchachadaniu sobre los aparejadores

Quien no ha visto este vídeo buenísimo de Muchachadaniu sobre los aparejadores

Parece mentira, y sé que alguno de mis lectores me llamareis exagerado, pero el cansancio mental de estar todo el día trabajando y pensando en cosas del trabajo sin parar, a todas horas, agota realmente. Y el celebro a la que le das 5 minutos de relajación se coge horas para si mismo. Intentar cerrar los ojos por un momento es la perdición, te sumerges en un profundo sueño que te hace dormir varias horas con la cabeza apoyada sobre los brazos encima del escritorio.

diamundialdelsueno (1)

Este es otro de los problemas, junto con la procrastinación, que debo superar: organizarme bien las horas de trabajo de manera que tenga horas para poder descansar correctamente. Y ya si eso, cuando todo vaya bien, sacaré horas para dedicármelas a mí, a hacer cosas que me gustan, a mis aficiones o hobbies, o simplemente a hacer pequeñas reparaciones en casa que hace meses que están pendientes…

Y con todo esto volvemos a lo mismo que los principios del GTD, hay que gestionar bien el tiempo, por que por más que queramos estirarlos, los días sólo tienen 24 horas y hay que tener tiempo para trabajar, pero también para comer, descansar, relacionarte con los demás y disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

cerveza